Trump: "Busca todo el daño posible político y económico a la UE"

126231

La industria alimentaria española se moviliza frente a los aranceles anunciados por el Gobierno de Donald Trump en Estados Unidos. Las nuevas tasas que pondrá en marcha la Casa Blanca tendrán un impacto de 1.270 millones en las exportaciones españolas, de los que una inmensa mayoría afectará al sector agroalimentario.

Ante este anuncio, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha emitido hoy una nota en la que reclama al Gobierno de España y a las autoridades de la Unión Europea "la máxima colaboración para evitar la imposición de aranceles a algunos alimentos y bebidas españoles con la que Estados Unidos ha amenazado a Europa".

Tras el anuncio de los productos que podrían verse afectados, Fiab no oculta la enorme preocupación que hay en el sector por las repercursiones que la política arancelaria norteamericana puede tener en esta industria.

"Esta política arancelaria, cuyo único objetivo es causar el mayor daño económico y político posible a Europa, encierra a la industria de alimentación y bebidas dentro de esta guerra comercial con la consecuente pérdida de competitividad para las empresas españolas frente a otros operadores internacionales y la repercusión negativa en el empleo nacional", señala Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.

La Federación también advierte de las secuelas que la imposición de estos aranceles tendría no sólo sobre los sectores directamente afectados, sino también en un número importante de sectores relacionados como son el sector primario, la distribución, o el transporte y que, de forma conjunta y con la industria de alimentación y bebidas, representan una parte fundamental de la economía española.

Con 1.728 millones de euros exportados en 2018, actualmente Estados Unidos es el primer mercado de destino de las exportaciones de alimentos y bebidas después de la Unión Europea, un mercado estratégico para la industria de alimentación y bebidas en su conjunto.

Tras la aplicación de aranceles a la aceituna negra de mesa en 2018, el sector ya advirtió sobre la amenaza que supondría de generalizarse esta situación para la competitividad de la industria española y europea. De acuerdo con la lista distribuida por la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos, entre los productos que se verán afectados por los gravámenes figuran el queso fresco, las aceitunas, el aceite de oliva, productos del porcino o el vino, cuyas exportaciones al mercado estadounidense supone en su conjunto cerca de 1.000 millones de euros.

Fiab considera Estados Unidos como un área geográfica prioritaria para el sector debido al recorrido y al peso que representa este país para las ventas de alimentos y bebidas españoles. Por ello, la Federación ofrece "todo su apoyo y cooperación y solicita al Ejecutivo Español y a la Comisión Europea tomen las medidas necesarias con el Gobierno de EE.UU. para que estos aranceles no se implanten".

La noticia es de naturaleza puramente informativa y no puede considerarse como una propuesta o una indicación para realizar determinadas transacciones en los mercados financieros y de productos básicos.
Error
Mensaje: