Tesla se dispara en Wall Street tras salir de pérdidas y ganar 143 millones en el tercer trimestre

126731

Sorpresa mayúscula para los inversores de Tesla. La compañía fundada por Elon Musk registró en el tercer trimestre un beneficio de 143 millones de dólares, o 1,86 dólares por acción, desde unas pérdidas de 408,3 millones el trimestre anterior (el segundo). Los expertos habían previsto una pérdida de 24 centavos.

Los inversores no han tardado en festejar este escenario y las acciones de Tesla llegan a subir más de un 20% en los after hours, por encima de los 300 dólares, una cota que no se veía desde principios del mes de marzo.

Sin embargo, hay que poner todo en perspectiva, y a pesar de que las ganancias han sorprendido, siguen estando por debajo de los 311,5 millones de dólares cosechados el mismo trimestre de 2018. En comparación, el beneficio registró una caída interanual de más del 50%.

En el siguiente apartado, los ingresos del tercer trimestre han ascendido a 6.303 millones de dólares, lo que supone un retroceso del  7,6% si se comparan con los 6.820 millones del mismo período del año anterior. También ha quedado por debajo de los 6.430 millones que esperaban los analistas.

Todo parece indicar que Tesla quiere tomarse este trimestre como un punto de inflexión. Para el conjunto del año, la multinacional automovilística confía en superar un volumen de ventas mundial de 360.000 unidades, mientras que espera contabilizar crecimientos de producción y seguir mejorando el beneficio neto, aunque pueda experimentar "excepciones temporales", principalmente por el lanzamiento de nuevos productos.

"Gigafactory Shanghai fue construida en 10 meses y está lista para la producción, al mismo tiempo que fue un 65% menos caro producir nuestro sistema de producción de Model 3 en EEUU", afirmó la compañía en un comunicado.

Tesla destacó también que el lanzamiento productivo del Model 3 en Shanghái se ha iniciado en modo de prueba "antes de lo previsto" y señaló que también van con adelanto respecto a la fabricación del Model Y, que cuenta con lanzarlo en verano del año que viene. En 2020, la compañía también fabricará unidades limitadas de su SUV más barato y pronto anunciará la localización de la planta que pondrá en marcha en Europa para 2021.

Los resultados del tercer trimestre suponen un hito importante para Tesla y la redención para Musk, que tuvo que renunciar como presidente tras una serie de escándalos, y ante las dudas de los inversores sobre la capacidad de Tesla para resistir la competencia de rivales mundiales más grandes y mejor capitalizados.

Error
Mensaje: