Los pedidos industriales alemanes cayeron más de lo esperado en julio debido a la débil demanda.

125094

La economía de Alemania depende de sus exportaciones por lo que actualmente sufre un crecimiento global más lento, por la incertidumbre empresarial causada por las disputas comerciales internacionales. 

Los contratos de bienes 'Made in Germany' cayeron un 2,7% respecto al mes anterior en julio, debido a una gran caída en las reservas de países que no pertenecen a la zona euro, dijo el ministerio de economía. 

El producto interno bruto de Alemania se contrajo un 0,1% intertrimestral en el segundo trimestre debido a exportaciones más débiles, con la caída de las ventas al exterior impulsada principalmente por Gran Bretaña y la desaceleración de la demanda de China. 

Los pedidos de países no pertenecientes a la zona euro cayeron casi un 7% en el mes, mientras que la demanda de otros países de la zona euro y las reservas nacionales aumentaron ligeramente, según los datos.  Los pedidos a granel e industriales aumentaron un 0,5% en el mes de julio, agregó el ministerio.

Los datos del mercado laboral mostraron la semana pasada que el desempleo aumentó en agosto, deteriorando el pilar de crecimiento que ha ayudado a apoyar a la economía tradicionalmente impulsada por las exportaciones de Alemania.

Con sus ventas en el exterior afectadas por un clima comercial que empeora, una desaceleración económica global y el período cada vez más caótico hacia el Brexit, la mayor parte del impulso de crecimiento de Alemania ahora se está generando a nivel nacional, una dependencia que lo deja expuesto a cualquier debilitamiento del mercado laboral . El gobierno espera que el crecimiento económico se desacelere en un 0.5% este año, esta sería la expansión más débil desde 2013 cuando la zona euro luchó en medio de su crisis de deuda soberana.

Error
Mensaje: